Reducción de pecho

Reducción de pecho

El hecho de tener las mamas de un tamaño exageradamente grande trae ciertos problemas como dolores de espalda, hombros y daños en la columna vertebral, por eso gracias a esta intervención quirúrgicapuedes detener este problema y sentirte mucho mejor.

El objetivo de esta intervención es la reducción de pecho eliminando el exceso de grasa y así se alivia el peso y se mejora la imagen estética, se coloca la areola y el pezón en su posición natural realizando una extirpación dermoglandular acorde al biotipo de la paciente.

Según el volumen de las mamas, la altura del pezón o la separación entre ellas las cicatrices serán de un tipo o de otro, alrededor de la areola, vertical u horizontal, todas ellas muy finas y casi invisibles.

Para esta intervención se utilizará anestesia general y la paciente podrá volver a hacer vida normal en unos días teniendo cuidado y sin coger mucho peso con los brazos. Solamente tendrás que utilizar un sujetador sin aros durante unas semanas, hasta que estés recuperada al 100.

Además de por motivos de salud, esta reducción es aconsejable por estética ya que hay mujeres con hipertrofia que se sienten muy acomplejadas y tienen dificultades a la hora de realizar deportes o algunas actividades o comprarse ropa, sobre todo si son jóvenes y rondan los veinte años.

En Clínica San Clemente somos expertos en este procedimiento y nos adaptamos a las necesidades de cada paciente teniendo en cuenta principalmente su salud, confía en nuestros médicos y todo irá bien.

En qué consiste una operación de reducción de pecho

Una operación de reducción de pecho se buscará reducir el volumen de las mamas que tanto puede llegar a molestar a la paciente. Para ello se hará una pequeña incisión y que su posición, dependiendo del caso, será alrededor de la areola o debajo o debajo del pecho.

En esta operación también será importante la recolocación del pezón para que se encuentren totalmente nivelados.

Postoperatorio de la reducción de pecho

Toda reducción de pecho deberá pasar por un postoperatorio en el que el reposo será indispensable.

El periodo de reposo absoluto durará unos 15 días, dependiendo de como se desarrolle la cicatrización y deberá evitar lavarse la zona hasta la retirada de los puntos.

Al principio las mamas se verán hinchadas y es normal que tenga dolores por eso durante este periodo el cirujano le recetará antiinflamatorios y otros medicamentos que reducirán los pequeños dolores del postoperatorio.

Como toda operación de este tipo, deberás eliminar de tu rutina toda práctica deportiva y cualquier actividad que requiera importantes esfuerzos físicos y pueda influir en el proceso de cicatrización.

Además será necesario que durante este tiempo y durante los meses siguientes, la paciente deberá llevar un sujetador de postoperatorio especial para mantener la zona sujeta.

Las cicatrices después de una operación de pecho

Dependiendo del lugar de la incisión que haya considerado mejor el cirujano, la cicatriz será más o menos visible. El cirujano es el que mejor le podrá recomendar los cuidados necesarios para el correcto cicatrizamiento de la operación.

Estas cicatrices desaparecerán a lo largo de los meses y con el tratamiento adecuado de cicatrizantes conseguiremos acelerar su proceso.

Mantener la zona hidratada es muy importante durante la curación de la cicatriz. Este proceso se deberá realizar siempre y cuando las cicatrices estén completamente curadas y tengan un aspecto blanqueado.

Como dormir después de una reducción de pecho

Como toda operación de pecho, el dormir puede ser un problema para muchas mujeres dependiendo de su costumbre.

La posición recomendada es dormir bocarriba y semirreclinada, con el apoyo necesario de almohadas sin que el pecho sufra tensiones y evitar a toda costa dormir bocabajo. Después de un seguimiento de la cicatrización, el cirujano le dirá cuando podrá cambiar a dormir de lado.

Precio de una reducción de pecho

Dependiendo del procedimiento seguido, y de los servicios incluidos en el precio final, la operación de reducción de pecho puede empezar desde unos 4000 o 5000 euros.

El precio final dependerá principalmente de los servicios incluidos a parte de la operación. En este precio se incluyen los gastos de hospitalización durante el tiempo de ingreso, el trabajo del anestesista, los cirujanos involucrados en la operación, todas las revisiones y estudios previos y posteriores a la operación junto con sus tratamientos.

Todo esto dependerá el precio que decida poner la clínica a cada uno de esos servicios. Le recomendamos que no se deje llevar por precios muy bajos ya que puede que prescindan de algunos servicios muy importantes o que no inviertan en la calidad adecuada. Por eso es siempre muy importante que se informe de pasadas experiencias que le puedan dar una idea de cómo será su paso por la clínica y el procedimiento.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE